viernes, 23 de mayo de 2014

Cuidado con el Cactus!!

Hola hola!!

Ya estoy aquí!!

Hoy os traigo una tarta que me gusta un montón, creo que es super original!!

¡¡UN CACTUS!!

Sí, sí, como lo oís (o mejor dicho leeis jejeje).

Resulta que ha sido el cumpleaños de mi suegra y le encantan los cactus, la vuelven loca, tiene de todos los tipos, tamaños y colores que te puedas imaginar, para que os hagáis una idea de cuanto le gustan os dire que tiene una pared del patio de su casa llena del suelo al techo de cactus.

La verdad que pensandolo bien es una pared muy útil porque si vienen a robarte, con que empujes al ladrón hacia esa pared seguro que ya no tiene ganas de volver a entrar a tu casa!!

Bueno para hacer esta tarta la verdad que le tuve que dar muchas vueltas antes de empezar a hacer nada porque claro, lo que es la maceta donde va el cactus es fácil de hacer, pero lo que es el cactus en sí, con sus pinchos y todo, pues ya no es tan fácil, asíque despues de darle vueltas y vueltas durante días, un día en el chino encontre unos huevos de porexpan.

Sí, sí, porexpan, corcho de ese blanco de bolitas, pero con forma de huevo, y de repente me víno la musa de la inspiración...

 
Tachaaaaaannnn!!
 
Así es como quedó.
 
Lo que hice con los huevos es hecharles pegamento comestible, forrarlo de fondant y luego ponerle los pinchos con palillos, unas rallitas para decorar, ponemos uno al lado del otro y listo!!
 
 
Aaaaa!!
 
Y un par de flores bien bonitas para que le de un poco de color.
En la maceta tambien un par de cactus de esos que son como flores verdes super gorditos para decorarlo un poco también.
 
Para hacer la tierra espolvoreé cacao en polvo con un colador para que quedara finito.
 
 
Estos pequeños cactus estan hechos con un cortador de rosas, pellizcas la punta para que quede puntiagudo, y luego se trata de ir haciendo capas cada vez más grandes hasta que tu cactus sea todo lo grande que quieras.
 
 


Lo que en sí es la tarta es la maceta como os podéis imaginar, es un molde redondo normal y cubierta con fondant marrón sólo por los laterales.
 
 
Ya veis que con un poquíto de imaginación se pueden hacer cosas super chulas.
 
A mi suegra le encnató, no se la quería comer jejeje.
 
Le gustó tanto que se guardó el cactus y lo puso en una maceta que tenía sin planta jajajaja.
 
En este cáso estaba rellena de manzana caramelizada y mermelada de fresa con un bizcocho de yogurt.
 
Por cierto! las flores estan hechas con un cortador de margarita y luego haciendo capas al igual que el cactus pequeño.
 
Espero que os haya gustado tanto como a nosotras.
 
Ciao!!

 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aqui tu comentario!!