miércoles, 25 de junio de 2014

Bakeries en Madrid

Despues de escribir el último post sobre como planearlo todo para ahorrar tiempo, me dí cuenta de que hablo mucho sobre tartas y muy poco sobre cupcakes, con los ricos que están, son como mini tartitas de mil sabores, y claro eso me llevo a recordar el cupcake que me comí el otro día en un bakery en el centro de Madrid, asíque he decidido iniciar una nueva sección y así hablaros sobre estas pastelerias.

Así pues me dispongo a patearme todo Madrid en busca de estas pastelerias tan nuevas e innovadoras con estos deliciosos manjares que te hacen la boca agua solo verlos, ardua misión la mía, pero prometo hacerlo si o si!!

Por lo tanto hoy doy por inaugurada la nueva sección de BAKERIES EN MADRID, y empezaré a hablaros de una en la que estuve el viernes pasado.


 
 


 
El viernes me apetecia un cupcake, me daba igual de que sabor o donde tuviera que ir, asíque me metí en internet y encontré esta preciosidad de Bakery, en el centro de Madrid y por suerte mía bastante cerca del trabajo jejeje (Paseo de la Castellana 68 Posterior,
28046 Madrid.), está un poco escondida y tuve que usar google maps antes de ir para encontrarlo, ya que no esta a la vista, una pena la verdad porque según pasas por delante del escaparate te dan ganas de probarlo todo, todito, todo.
 
 
Es una pasteleria con un estilo inglés muy acogedor, su dueña, Paula, es muy maja y la verdad que lo tiene muy bien organizado todo para tener producto totalmente diario y con muy buenas materias primas que la verdad que hacen que este riquísimo.
 
 
Allí, sentada en su cómodo sofá, me pedí un café y un cupcake red velvet que estaba buenísimo, el bizcocho estaba super jugoso y la crema de queso estaba en el punto perfecto entre empalagosa y salada (¿porque a mi no me sale tan rica?), la verdad que ahora me arrepiento de no haberle hecho una foto para poder enseñaroslo.
 
El local es un poco pequeño, pero bastante acogedor la verdad, tiene la cocina a la vista, detrás de un cristal que hace que cofies en la calidad del producto y la higiene del local, cosa muy importante después de todo lo que se vé en la tele de sitios asquerosos donde nos comemos lo que sea, inocentes nosotos.
 
Entrando en algo más detallado, me pareció un poquito caro ya que cada cupcake los vende a 2.50€ pero para darse un caprichito de vez en cuando sentada en uno se sus sofas con un café, mirando revistas de reposteria o simplemente viendo como Paula trajina en su pastelería, creo que es aceptable, desde luego yo volveré porque me quedaron muchos sabores por probar jejeje.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aqui tu comentario!!