lunes, 15 de diciembre de 2014

RED VELVET


Hola a todo@s!!

 


Que tal el finde?? Yo he estado bastante ocupada la verdad, ya que ha estado lloviendo a todas horas que mejor manera de pasarlo que meterte en la cocina con el horno calentito jejeje.

Hoy os traigo un clásico de la cocina americana el RED VELVET. Esta receta la descubrí hace ya varios meses en forma de cupcakes, pero se puede hacer como tarta también sin ningún problema ni complicación extra. La traducción al español es terciopelo rojo!! Creo que eso explica muy bien como es este bizcocho no?? No es un bizcocho muy esponjoso, más bien es denso, un tanto empalagoso, se suele combinar con relleno de crema de queso y en conjunto es delicioso, exquisito,  mmmmmmmm no tengo palabras para describirlo!! Solo puedo deciros que tenéis que probarlo aunque solo sea una vez en vuestras vidas!!

Esta receta en un poco liosa por la cantidad de ingredientes y de pasos que lleva pero si vamos poco a poco veréis que no es tan difícil.
 

Empecemos pues:


RED VELVET


(para un molde redondo de 15cm)

INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO

·         55g de mantequilla

·         150g de azúcar blanco

·         1 huevo

·         1 cucharada con colmo de cacao en polvo sin azúcar (yo suelo usar el de Valor)

·         1 cucharadita de colorante rojo (ahora os hablo de este detalle)

·         1 cucharadita de extracto de vainilla

·         1 cucharadita de zumo de limón

·         150g de harina

·         ½ cucharadita de bicarbonato

·         1 cucharadita de vinagre blanco

Empezamos precalentando el horno a 170º.

Ponemos la leche en un vaso con el zumo de limón y lo dejamos reposar mínimo entre 5 y 10 minutos. La leche se cortara y debe quedar bastante espesa, sé que esto a mucho gente le puede dar un poco de repelús pero no os preocupéis!! Esto es lo que llaman los americanos buttermilk, también se puede comprar ya hecha pero yo no la e encontrado asique lo hago a modo casero y os puedo asegurar que sigo vivita y coleando.

En un bol con la batidora de varillas, batimos la mantequilla y el azúcar hasta que quede bien integrado.

Sin parar de batir añadimos los huevos de 1 en 1.

Añadimos la vainilla y batimos.

Tamizamos la harina con el cacao y añadimos la mitad a la mezcla anterior batiendo a velocidad baja.

Añadimos la leche cortada y cuando este mezclado añadimos la otra mitad de harina y cacao.

En un vasito mezclamos el vinagre con el bicarbonato y cuando burbujee mucho lo añadimos a la masa y mezclamos para que se integre bien. Dado que esta receta no lleva levadura, el bicarbonato es lo que hará que el bizcocho suba un poco, pero no es  un bizcocho muy esponjoso asique no sube mucho, hay que tenerlo en cuenta si buscamos una tarta muy alta, por que entonces deberemos hacer dos bizcochos en vez de uno.

Añadimos el colorante a la masa y mezclamos bien. El colorante es un tema importante ya que dependiendo del tipo y cantidad que echemos el color de la masa será más o menos intenso. La primera vez que hice esta receta yo usé colorante en gel, de la marca Wilton, la masa se tiño de rojo pero era un color bastante apagado y tuve que usar un montón de colorante, sinceramente no merece la pena. Hace poco descubrí que en la tienda Dulces Ilusiones (la cual tiene franquicias por todo Madrid e incluso en Soria, Cuenca, etc...) tienen un colorante rojo en polvo (que no es el de empolvar las flores) especial para esta receta, es una bolsita chiquitita que no parece que te sirva de mucho pero cunde un montón.

Echamos la masa en un molde de 15cm engrasado y metemos en el horno unos 40 minutos. Ya sabéis que dependiendo del horno a veces es un poco más o menos, en mi caso lo tuve que dejar 45 minutos.

Lo dejamos reposar 5 minutitos a que se temple y desmoldamos, lo dejamos enfriar en una rejilla.

 

INGREDIENTES PARA EL FROSTING DE QUESO

·         400g de queso crema

·         200g de mantequilla a temperatura ambiente

·         300g de azúcar glas.

Batimos la mantequilla que tiene que estar a temperatura ambiente, cuando ya esté cremosa le añadimos el azúcar glas y batimos despacito al principio hasta que se mezcle para no crear una nube de azúcar y luego batimos a máxima velocidad. Cuando haya quedado cremoso y blanqueado le añadimos el queso y batimos a máxima velocidad un par de minutos y ya esta lista.


A la hora de decorar la tarta hay mil maneras, podemos rellenar el bizcocho y extenderla por encima sin más (con lo que nos sobrara crema), podemos dejar que se vea el bizcocho, o podemos hacer rosas con la manga pastelera como yo he hecho en esta ocasión con una boquilla 2D de Wilton.

 


Espero que hagáis esta espectacular tarta y que me dejéis algún comentario si os ha gustado o no!!


Ciao!!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aqui tu comentario!!