domingo, 7 de junio de 2015

Paso a Paso: Como planearlo todo para ahorrar trabajo II

Hola a tod@s!!

Hoy vengo a traeros una segunda parte del post Paso a paso: como planearlo todo par ahorrar trabajo I., en el que os explicaba como me organizaba yo a la hora de hacer un pedido, hacer un boceto, preparar los materiales, pensar en el tiempo que me va a llevar, etc..., y en este tema es en el que me quiero centrar hoy, ¡EL TIEMPO!

¿Cómo describir el tiempo? La RAE (Real Academia de la lengua Española) tiene muchas definiciones para esta palabra, pero a mi lo único que se me viene a la cabeza cuando pienso en ella es ¡que vuela!

Madre mía que si vuela, tu te pones un objetivo, por ejemplo: tengo que entregar una tarta el viernes, estando en lunes y tu piensas, "bueno, tengo tiempo de sobra..." y cando te quieres dar cuenta es jueves y lo único que tienes hecho es un bizcocho que ni siquiera has rellenado. Seguro que alguna vez os a pasado como a mí, organizaros mal y tener que ir corriendo a última hora.

Pues bien, hoy os traigo una idea super simple y sencilla para que no vuelva a pasarnos ¡UN CALENDARIO!


Si, si, algo tan sencillo como ponernos un calendario en la nevera, en la pared, en el espejo o donde sea para que lo veamos y sepamos que tenemos que hacer cada día.

Os voy a poner un ejemplo para que lo veamos bien. La semana pasada hice unas galletas de comunión, aquí os dejo el enlace para que veáis lo chulas que quedaron. Como tenia que hacer muchas, lógicamente eso no se puede hacer en 2 días y menos si llegas tarde de trabajar como es mi caso.

Yo lo primero que hago es hacerme un calendario del mes en un folio y lo primerísimo que apunto es el día de la entrega, en este caso es el sábado, bien grande, con colorines, fosforitos o lo que haga falta para verlo bien.


Lo siguiente que apunto en el viernes es "terminar galletas", y alguno preguntará ¿por que terminarlas 1 día antes?, pues eso tiene una respuesta muy sencilla, por los imprevistos... Esos grandes adversarios de ese nuestro tiempo-volador. Si tu tienes previsto terminar el viernes, no te preocupes que ya vendrá la ley de Murphy para jorobartelo. Imagina que un día no has podido trabajar en este proyecto por lo que sea, pues de esta manera tienes un día, o al menos unas horas más de margen para terminar.


A continuación pienso que decoración tengo que hacer, en este caso son galletas, pero para las tartas, los muñequitos y las flores, por ejemplo,  se pueden hacer varios días antes para que se vayan secando, de hecho algunas flores tardan en hacerse 2 días, de ahí su precio...

Reservaremos un día para embolsar las galletas, ya que n los vamos a dar sueltas, no quedarían muy bien...


También hay que tener en cuenta a la hora de hacer galletas que a veces se rompen, por lo que haremos siempre alguna de más, ya sabéis que al Sr. Murphy le gusta rondar cerca nuestra.

En este caso yo tenía que hacer 80 galletas, más 10 de más que hice por si acaso. Ahora una sencilla cuenta, sí en mi horno caben unas 12 galletas y tengo que hacer 90, eso quiere decir que tengo que hacer 8 tandas, como me propuse hacer 2 tandas por día, eso son  4 días para tener las galletas horneadas.

En este caso como son tantas, por lo menos hay que poner otros 3 días para decorarlas y que les dé tiempo a secarse. Con que el calendario queda así:


Lo que no os he dicho al principio es que tengamos un en cuenta también un día para preparar masa suficiente, estirarla y dejarla enfriar ya que, como bien sabéis, las galletas tienen que entrar frías en el horno.

Creo que con esto terminamos por hoy, espero que esta idea os ayude a organizaros y no tener que correr a última hora, ¡que las prisas no son buenas!

Ciao!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aqui tu comentario!!