sábado, 28 de mayo de 2016

Muffins de arándanos para el Reto Dis-Fruta

Tengo tantas cosas que contaros que no se ni por donde empezar... Si, lo siento pero hoy toca una entrada de esas de daros la chapa, porque es la única manera de desahogarme del todo que tengo.

Resulta que el lunes fue mi cumpleaños, si que bien, yuju un año mas vieja (sarcasmo total), nunca me ha gustado mucho celebrar mi cumpleaños, bueno en realidad no es que no me guste celebrarlo, ¡es que no me gusta cumplir años! Tengo el síndrome de Peter Pan ¡¿y que?!  Y algunos pensareis que esta guay porque te regalan cosas y tal, ¿sabéis cual ha sido el regalo de mi novio este año? La factura de la luz... ¡Si señor así se hace! No le culpo la verdad, todos los años se lo curra un montón y este año me ha preguntado 20 veces que quiero y no se me ocurría ni a mi que pedirle, por suerte creo que tengo de todo lo que necesito así que este año mi regalo llegara tarde, ¡eso si! con intereses jejeje.


Total que resulta que estaba de vacaciones en el trabajo hasta ese mismo día y me llama mi jefe y me dice que me pase por allí cuando pueda, el martes me presento y me dice que no me renueva el contrato, ¡Otro regalazo más! Así que ahora mismo me encuentro en el paro por primera vez en la vida, con 27 años ya, en el paro y como estos h*** de p*** me hicieron todo el lío me ha quedado una mier** de prestación.




Os explico, resulta que cuando yo hice la entrevista me dicen que me hacen un contrato de un año cobrando 1.000 y pico €, dado que en la oficina estaba mas quemada que la pipa de un indio después de 10 años y cobrando menos que el resto de mis compañeras, decidí coger la oferta, ahorrar todo lo que pudiera durante ese año y para el año que viene si no me renovaban al menos había cambiado de aires, trabajado mas cerca de casa, con mas tiempo libre para mi y para meterme mas a fondo con el blog y con unos ahorritos en el banco que siempre vienen bien. Total que dimito de la oficina y cuando me presento a trabajar en el hostal resulta que me ponen delante un contrato de ¡¡¡¡3 MESES!!!! y no solo eso... en vez de ponerme como que trabajo en el hotel me ponen como que soy ayudante de camarera en el bar, el bar que resulta ser otra empresa diferente... Vamos todo chanchullos.

Bueno, pues tonta (o no, no lo sé) de mi, lo firmo tomándomelo como un periodo de prueba. Ahora llega fin de mes y la hora de cobrar y me dan una nomina con un sueldo de 400 y pico € y que el resto me lo paga en negro. No me gustó nada de nada, en absoluto, en todos los trabajos que he tenido siempre me lo han pagado todo legal. A los 3 meses se me termina el contrato y me hacen una prorroga de 2 meses, me dan vacaciones y antes de irme hablo con el jefe para saber que va a pasar, si me iban a hacer el contrato que me prometió desde un principio de un año o que y ya de paso aprovecho para decirle lo de la nomina. Resultado... me quedo en el paro.

Personalmente creo que en ningún momento tuvieron la intención de hacerme ningún contrato de un año, creo que como lo tenían todo manga por hombro me cogieron para que se lo dejara todo al día. El jueves quede para tomar un café con la chica de la limpieza con la que e hecho buenas migas y resulta que me dice que ya tenían a otra chica trabajando esa misma mañana, cosa que refuerza mi teoría...

¿Vosotros que pensáis?

Yo desde luego iba poco a comer por allí pero ahora iré menos, y después de ver que tienen hasta cucarachas.... ¡¡con eso lo digo todo!!

Bueno y después de este largo preludio doy paso a la receta de esta semana que tiene que ver con el Reto Dis-Fruta de cada mes, este tocaba los arándanos y desde que lo vi supe cual iba a ser la receta:




MUFFINS DE ARÁNDANOS

Ingredientes
-2 huevos.
-6 cucharadas de aceite de girasol.
-4 cucharadas de leche.
-250ml de yogurt natural.
-280g de harina.
-114g de azúcar.
-20g de levadura.
-1/4 cucharadita de bicarbonato.
-1/4 cucharadita de sal.
-una bandeja de arándanos.

*He de decir que esta receta siempre la había hecho con arándanos rojos deshidratados y sale buenisisisima, pero vi arándanos negros frescos en el mercado y los cogí porque nunca los había probado, después de probarlos me parecen demasiado ácidos, me quedo con los rojos de cabeza.

-Comenzamos mezclando todos los ingredientes húmedos en un bol, es decir los huevos, el aceite, la leche y el yogurt.

-Pesamos todos los ingredientes secos en otro bol para entre mezclarlos y seguidamente los añadimos a los húmedos.

-Cuando sea una masa homogénea añadimos los arándanos y los mezclamos con cuidado para que se repartan bien.

-Repartimos en las capsulas que habremos puesto previamente en el molde metálico, llenándolas hasta 3/4 partes, con cuidado de que en todas ellas caigan arándanos, le espolvoreamos un poco de azúcar por encima y horneamos a 180ºC durante 30 minutos.

-Como siempre para saber si están hechos, pinchamos con un palillo en el centro de uno y si sale húmedo dejamos unos minutitos mas hasta que al pinchar salga completamente limpio.


Están ricos, un poco ácidos, pero personalmente los seguiré haciendo de arándanos rojos deshidratados que me parecen mas dulces.

Yo los he horneado en estas capsulas altas de piquitos que son las mas típicas pero si no las encontráis podéis hacerlos en las de cupcakes sin problema ninguno.



Así que con esto me despido, me centraré en el blog ahora que tengo tiempo pero si alguien sabe de algún trabajo que se acuerde de mi porfa que con la puta** de las nominas se me ha quedado un paro de mierd* pinchada en un palo.

Ciao.