jueves, 16 de junio de 2016

Consejos para Hacer Galletas Perfectas

Hola a tod@s!

Revisando el blog me he dado cuenta de que os he enseñado muchas de las galleas decoradas de hago tanto por el blog como por Facebook, Twitter e Instagram, pero no he puesto nunca cuales son los truquitos para hacer las galletas perfectas, siempre hablando de galletas para decorarlas, así que halla van unos cuantos consejos propios y otros recopilados de las decenas de blogs a los que estoy enganchadisima.





1-LA MASA

Está claro que hay muchas recetas de galletas, pero ya que estamos hablando de galletas para decorarlas, lo que estamos buscando es que cuando las horneemos queden lo más lisas posibles, que no aumenten ni disminuyan de tamaño, que no hagan burbujas de aire, etc.

Para eso mi receta favorita es la que os voy a poner a continuación y que está hecha a base de mantequilla, además no lleva huevo por lo que los alérgicos podrán comerlas sin problema ninguno. ¡Eso si! Tiene que ser mantequilla, no pude ser margarina, si las hacemos con margarina no podremos estirarla bien, ni usar el cortados para darle forma y al hornearse se expanderá porque la masa queda muy blanda.

RECETA

-300g Harina.
-130g Mantequilla.
-70ml Agua.
-50g Azúcar glass.
-1/4 cta Sal.

Algo muy, pero que muy importante a la hora de hacer la masa es no amasarla demasiado una vez añadimos la harina, da igual que la hagamos a mano o a máquina, hay que amasarla lo justo para mezclar los ingredientes. Si la amasamos demasiado lo que hacemos es darle elasticidad a la masa y es algo que no queremos en absoluto.


2-EL ENFRIADO


Esta parte puede ser un poco rollo pero en mi opinión es de las más importantes (junto con no amasar demasiado). La masa debe estar fría y debe entrar fría en el horno.

Yo lo que hago es hacer la receta, hacerla una bola, envolverla con papel film y meterla en la nevera, si no le pusiera el film la masa se secaría por fuera consiguiendo una costra. La masa la debemos dejar en la nevera al menos 1 hora para que la mantequilla se vuelva a endurecer. Pasado el tiempo la saco y la estiro entre 2 papeles de horno intentando que se arruguen lo menos posible. A mi me gusta estirarla finita, que el grosor no supere los 5mm.

Una vez estirada la vuelvo a meter en la nevera como mínimo 1 hora más o en caso de tener prisa lo que hago es meterla en el congelador 20 minutos, ¡eso si! que esté bien estirada para que luego podamos cortarla bien. Si está toda la noche en la nevera casi mejor y por supuesto tapada con los papeles de horno o film para que no se reseque.

Lo siguiente es elegir un cortador bonito e intentar aprovechar toda la masa que podamos a la hora de usar el cortador. Ponemos las galletas cortada en una bandeja fría con un papel de horno debajo y las metemos en el horno precalentado a 170ºC sin aire o 150ºC con aire, aproximadamente 10 minutos, lo mejor es ir mirando a partir de los 5 minutos por que dependiendo de nuestro horno, del tamaño y del grosor de la galleta tardará mas o menos en hacerse.

Mi horno por ejemplo no tiene aire así que tengo un truquito. Como en estos hornos la temperatura no es igual por todas partes, las galletas que están al fondo se hacen antes que las que están más alante.

 ¡TRUCO! Cuando las galletas del fondo comiencen a dorarse sacamos la bandejas y la damos la vuelta, de esta manera las que antes teníamos alante ahora quedan detrás. De esta manera se hacen todas por igual.


3-LA BANDEJA

Es súper, hiper, mega importante que la bandeja esté fría cuando pongamos las galletas en ella, cuando digo fría no me refiero a que haga falta que la metáis en el congelados, con que esté a temperatura ambiente nos vale 

¿Que porqué?

Por que si la bandeja está caliente en cuanto la galleta la toque la mantequilla comenzará a derretirse y empezará a perder la forma antes si quiera de entrar al horno.

Entre tanda y tanda podemos usar una bandeja diferente o esperar a que se enfríe la que acabamos de usar. Como yo sólo tengo una cuando tengo que hacer muchas galletas por no estar esperando que se enfríe por si sola lo que hago es abanicarla.

Si, si, me paseo por la casa abanicando la bandeja como una loca para que se enfríe antes, y si es invierno me salgo al patio directamente... ¡Como tengo la cabeza madre mía!


4-RESTOS


Los restos de masa que nos han quedado los amasamos muy poquito y repetimos el proceso. Yo no recomiendo usar los restos una 3º vez por que es casi seguro al 99,99% que esa tercera tanda cuando la horneemos encogerá por el exceso de amasado, por aquello de que contra más amasemos más elasticidad se le da a la masa. Por supuesto estarán igual de ricas pero no servirán para decorarlas.

Ahora la parte visual:




En esta foto podéis ver la diferencia entre una buena galleta de la primera horneada (derecha), perfecta para decorarla sobre todo si es con glasa, y una fea (izquierda) de la tercera horneada. Como podéis ver ha encogido un poco, es más estrecha, es rugosa, el pie se ha deformado y el circulo que hay en el pie no parece un circulo.

En la siguiente foto también podemos ver que la galleta fea al encoger, a engordado:




Cuando estiramos la masa debe estar nivelada por que si no al poner la glasa la gravedad hará su trabajo y se nos desbordará.


5-LA CONSERVACIÓN


La galleta por suerte es un producto que aguanta mucho tiempo sin problema. Si los vais a guardar más de 15 días  yo os recomiendo que las guardéis sin decorar, sobre todo si la decoración es de glasa y especialmente si son con colores fuertes, como el negro o el rojo o que estén muy saturados, por que comenzarán a emborronarse y desteñir a los pocos días.

Yo las guardo en una lata de galletas de esas típicas azules de toda la vida que tienen las madres para guardar la costura. Si no tenéis una, otra opción es una caja de cartón de las que se usan para las tartas pero poniendo papel de horno debajo para que el cartón no absorba la grasa de la mantequilla de las galletas. Aunque suene a tópico os voy a decir lo que todos los fabricantes del mundo "Mantener el lugar fresco y seco". No queremos que nuestras galletas se vuelvan demasiado secas ni demasiado húmedas, con que las guardemos en el típico armario de la cocina donde tenemos los bollos valdrá.


¡Pues ya está!

Estos son mis trucos y consejos para hacer unas galletas lo mas perfectas posibles, como todo en esta vida esta es mi opinión, hay quien tiene muchos más o otros muchos menos, y otros que simplemente son diferentes, cada uno tenemos que encontrar lo que más nos convenga.

Espero que os sirvan de ayuda y por supuesto que me enseñeis vuestras preciosas galletas decoradas, o sin decorar ¡que también están muy ricas!.

Ciao!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aqui tu comentario!!